Melancolía / Manuel Borja-Villel

By: Borja-Villel, Manuel.
Summary: (...) La melancolía nos lleva a imaginar que si nosotros nos detenemos, el resto del mundo también lo hace. Sin embargo, recesión no es sinónimo de parálisis. La recesión y la expansión son vasos comunicantes: el estancamiento de una zona suele ir acompañado de la expansión de otra. De un modo similar, el equilibrio entre la cultura crítica y el mercado, que ha distinguido al arte occidental desde los años sesenta, se ha decantado recientemente hacia este último. El mercado ha pasado de ser la condición material del arte a ser su condición simbólica, determinando no solo nuestra percepción del mundo, sino además nuestra jerarquía de valores, confundiendo de paso la esfera pública con la de la publicidad. La seguridad con que el mercado del arte y la industria de la comunicación se han afirmado en el potente mundo asiático ratifica esta tendencia. Es indiscutible que nos falta fuerza para superar la crisis. Para ello hemos de alterar nuestros límites y organizar espacios supranacionales que permitan la confrontación con un mercado que opera en una escala global. Los museos y las instituciones culturales, por el contrario, se mueven en su mayoría en un ámbito nacional. Éste sigue siendo el término que define a muchos de nosotros y que refleja una visión de la identidad canónica y cerrada. Hoy más que nunca es necesario interpelar a un sistema que nos condena a la inoperancia. (Font: Document)
Tags from this library: No tags from this library for this title.
    average rating: 0.0 (0 votes)
No physical items for this record

(...) La melancolía nos lleva a imaginar que si nosotros nos detenemos, el resto del mundo también lo hace. Sin embargo, recesión no es sinónimo de parálisis. La recesión y la expansión son vasos comunicantes: el estancamiento de una zona suele ir acompañado de la expansión de otra. De un modo similar, el equilibrio entre la cultura crítica y el mercado, que ha distinguido al arte occidental desde los años sesenta, se ha decantado recientemente hacia este último. El mercado ha pasado de ser la condición material del arte a ser su condición simbólica, determinando no solo nuestra percepción del mundo, sino además nuestra jerarquía de valores, confundiendo de paso la esfera pública con la de la publicidad. La seguridad con que el mercado del arte y la industria de la comunicación se han afirmado en el potente mundo asiático ratifica esta tendencia. Es indiscutible que nos falta fuerza para superar la crisis. Para ello hemos de alterar nuestros límites y organizar espacios supranacionales que permitan la confrontación con un mercado que opera en una escala global. Los museos y las instituciones culturales, por el contrario, se mueven en su mayoría en un ámbito nacional. Éste sigue siendo el término que define a muchos de nosotros y que refleja una visión de la identidad canónica y cerrada. Hoy más que nunca es necesario interpelar a un sistema que nos condena a la inoperancia. (Font: Document)

There are no comments for this item.

Log in to your account to post a comment.

Click on an image to view it in the image viewer

Powered by Koha

Iconos diseñados por Freepik desde www.flaticon.com con licencia CC 3.0 BY